KATUOINEKIN - alpinistas de videojuego

28 de mayo de 2013

LA ROJA EN LABARGORRI | ATXARTE

Necesitaba aparcar los apuntes urgentemente y subir algún murito para relajar un poco la mente.

Hacía unos días habíamos estado hablando Urko y yo de ir a la pared de Labargorri en Atxarte y subir por La Roja. La verdad que no lo teníamos nada claro debido a que habíamos oído que en el nicho de la segunda reunión solía anidar un buitre (hace unos meses escalando la Bordatzen en el tercer espolón ya me metí en un nido con buitre y pollo incluidos), sin embargo después de enterarnos de que actualmente se podía montar la reunión un par de metros más abajo de la gran cueva, el domingo madrugamos y decidimos dirigirnos hacia allí.

Llegamos relativamente pronto y después de aparcar el coche y salir a ojear la pared desde abajo (hace un frío a estas horas...) vemos que varios tramos de la vía se encuentran bastante mojados, de modo que comenzamos a preparar el material sin prisa esperando a que poco a poco salga el sol y vaya secando la pared.



Recién llegados

Comemos unos bollos y un poco de chocolate y comenzamos la aproximación hacia Eguzkiarre. El día anterior habíamos leído que para llegar a la base de La Roja en Labargorri había que escalar el primer largo de la Filibusteros y luego desviarse hacia la izquierda por terreno sencillo hasta la reunión de la Kkabra. A partir de ahí una travesía sencilla de unos 70m y llegaríamos a la R0 de La Roja... pues eso, de Bilbao: sin croquis, sin preguntar y sin ningún tipo de idea... jaja, ya llegaremos, antes o después...

Llegamos a la base de la pared de Eguzkiarre (ya está empezando a apretar el sol...) y nos disponemos a escalar el primer largo de la Filibusteros.

Urko en Eguzkiarre

A pocos metros del suelo se encuentra el paso de la vía (protegido con un parabolt). Se trata de un pequeño desplome bastante sencillo que sale sin problemas. Después no queda más que subir por lo más evidente siguiendo la línea de parabolts hasta la reunión.

 Escalando el L1 de la Filibusteros

Llegando a la R1

Llegados a este punto empieza la odisea: teníamos bastante claro que no había que continuar por la vía, es más debemos desviarnos hacia la izquierda hasta encontrar la reunión de la Kkabra.
Empiezo a escalar por la izquierda de una línea de parabolts por terreno muy roto, sucio, precario y sin ningún seguro. De vez en cuando protejo los pasos con algún friend, pero tampoco me fío mucho debido a la mala calidad de la roca. Sigo escalando y por fin encuentro un par de puentes de roca (uno de ellos con un cable y un maillón). Como estábamos bastante perdidos y no teníamos tiempo de sobra, preguntamos a otra cordada que acaba de llegar a Eguzkiarre a ver si ellos saben dónde está la reunión de la Kkabra. Uno de ellos nos indica que después del cable de acero hay que seguir recto por unos parabolts y algún que otro cordino en puentes de roca. Continuo para arriba y después de unos cuantos metros me doy cuenta: estoy seguro 100% de que me he equivocado y que me he pasado de largo. Para más inri, la cuerda se ha enganchado en algún saliente y no corre ni para arriba ni para abajo por lo que decido atarme en un cordino roñoso y en bastante mal estado para que pueda subir Urko con mucho cuidado un par de metros a sacar la cuerda de donde se había quedado trabada. Una vez solventado este problema, monto un rápel desde el cordino viejo en el que estoy y desciendo hasta el puente de roca con el cable de acero. Aquí vuelvo a atarme la cuerda y continuo en travesía hacia la izquierda hasta que por fin encuentro la dichosa reunión de la Kkabra que puede montar en un clavo y un spit o un poco más abajo y a la izquierda sobre dos parabolts con un mosquetón de seguridad, y sí, yo hice la reunión en el clavo y el spit (si es que está visto que hoy no nos va a salir nada bien...).

Después de tanta vuelta para llegar aquí, nos toca una travesía sencilla pero larga, de unos 70m más o menos, que va por terreno herboso y cruza unas placas tumbadas con pasos de III más o menos. Cuando me quedo sin cuerda, monto la reunión en un puente de roca con un cordino negro y con un micro del 0.2 (efectivamente, después nos enteramos de que unos metros por debajo había un parabolt que sirve de R0 para La Roja).

Urko en la "R0" de La Roja

Ya estamos aquí, ha costado pero al final hemos llegado a la base de la vía que queremos escalar. Para no tan sorpresa nuestra el buitre ya se ha percatado de nuestra presencia y no para de volar alrededor nuestro (además antes nos han comentado que el mes pasado había un huevo en la cueva por lo que seguramente nos íbamos a cruzar con el pollo).

Comienza la vía: el primer largo es un V que va a la izquierda de una línea de parabolts relucientes (no sabemos que grado tendrá esa vía) y que va alternando seguros viejos y oxidados con alguno que otro moderno. A pesar de que se encuentra bastante húmedo, personalmente me pareció un largo muy bonito y disfrutón. La reunión se monta sobre dos parabolts en una repisa herbosa. 

Yo llegando a la R1

En este punto al ir a hacer precisamente esta foto, casi se nos cae la batería de la cámara, menos mal que se ha quedado justo en una ramita en mitad de los hierbajos y soy capaz de recuperarla.


El segundo largo se trata de un 6c+ con tendencia a la derecha. Precioso. Está cosidísimo puesto que mucha gente sube en A1, pero para escalar en libre mejor olvidarse de chapar los clavos y centrarse en los parabolts porque si no se hace bastante agónico. Seguramente será 6b/+ hasta la salida de un desplome (hacia la izquierda) en la que empieza realmente el rock'n'roll. Romos infernales, pies ínfimos y pequeñas gotitas de agua que te hacen sudar la gota gorda para subir en libre hasta la reunión. Personalmente un largo 5 estrellas que habrá que volver a repetir.
Como ya he dicho antes, la reunión se monta unos metros antes del gran nicho, en una repisa tumbada, evitando así molestar al buitre. Nada mas lejos de la realidad, el bicho no está metido en su nido, si no que no para de sobrevolarme de aquí para allá y pasando muy cerca mío, posándose en alguna que otra rama del árbol que tengo a mi derecha, siempre sin quitarme el ojo de encima. Aseguro a Urko que sube limpiando el largo y aprovecho para echar alguna foto, que parece que con el contratiempo en Eguzkiarre se nos ha olvidado sacar la cámara.

Urko escalando el L2 de La Roja

Tercer y último largo de la vía (el sexto del día para nosotros, 6a). Parte de la reunión directamente hacia la derecha.

Nada más empezar, al ir a meter un friend a Urko se le suelta un express del arnés y la chapa vuela al vacío (parece que nos sobra el material).

Menos mal que el pájaro ya se ha ido hace un rato, porque debemos pasar por encima del árbol y al lado de la cueva (allí no hay ni pollo ni huevo; eso sí, huele rico...).

En este largo son pocos los seguros y la mayoría son bastante viejos. El paso es un pequeño diedro un poco desplomado protegido, esta vez sí, con un parabolt. Desde aquí a la R3 y así por fin poder terminar la vía.

A pesar de todas las adversidades, una vez llego arriba, nos quitamos la camiseta para hacernos la mítica foto de gudaris. Hoy no tiene prácticamente ningún mérito puesto que el sol aprieta de lo lindo, así que casi casi que se agradece.

Foto de gudaris en La Roja

Ahora queda lo peor y lo más perezoso: la bajada. Recogemos todo el material y echamos a andar por la parte de atrás entre pedreras y hierba hasta el coche. La verdad que con la mala suerte que hemos tenido no hemos hecho tantas fotos como nos hubiera gustado (ya nos vale, para una vez que nos acompaña el tiempo...), pero aún así hay que olvidarse de todo y disfrutar los buenos momentos en la pared.

En conclusión, La Roja es una vía muy bonita. Personalmente el largo de 6c+ me parece espectacular. En contrapartida, mencionar que la aproximación es bastante engorrosa, al igual que la bajada.

Aquí el croquis de la vía, entrando por el L1 de la Filibusteros, desviándonos a la izquierda en el puente de roca con el cable con el maillón y la larga travesía de III:


4 comentarios:

  1. hola, si hay un buitre u otra ave anidando pues no se escala, te vas a otro lado, que molestar no es pegarle una patada o echarlo del nido, es estar cerca del nido, evitando que se empolle el huevo o protega a la cria. Que luego vienen las movidas: prohibiciones, cierre de paredes, y que los escaladores son unos cafres. Ruego no te moleste el comentario. un saludo

    ResponderEliminar
  2. Decidimos escalar porque a diferencia de otras zonas en Atxarte, La Roja no tiene ninguna restricción. Además, la presencia de otras cordadas en la misma vía (tanto por encima como por debajo) nos hizo ver que efectivamente allí sí que estaba permitido. Nunca escalamos en zonas en las que está prohibido bien por anidamiento o bien por lo que sea.
    Tranquilo que para nada me molesta ha molestado tu comentario, de hecho lo agradezco y además lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo13/6/13 9:12

    Soy un admirador de pablo y urko. Bonita via pero vaya apretada en el AO-A1!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Aupa Ieltxu!! ke te ha parecido la roja? apretando el culo en el segundo largo eeeh?? JAJAJA

    ResponderEliminar