KATUOINEKIN

5 de agosto de 2019

RACS | ORDESA


La Racs es una vía que llevaba persiguiendo bastante tiempo. Por diferentes circunstancias o bien por falta de compañero, hasta ahora, no había tenido ocasión de ir escalarla. En esta ocasión ION GURUTZ Lazkoz y yo nos hemos juntado para ir a repetir esta joya escondida en la Pared de la Cascada.

Dormimos en Torla y a las 6 de la mañana cogemos el primer bus que nos sube a Ordesa. Aproximamos, repartimos el material y llegamos a pie de vía, a unos 60m a la izquierda de la cascada (ahora seca) que da nombre a la pared.

A continuación una breve descripción de los largos, sin entrar en mucho detalle para no fastidiarle el “a vista” a nadie:

Largo 1:
Teníamos entendido que había una flecha grabada al inicio de la ruta. Nosotros no la vimos. Comenzamos a escalar por un cordino azul atado a un puente de roca, en una zona de gradas y repisas fáciles pero de roca bastante dudosa. Creemos que el inicio original podría ser quizás unos 7-8m más a la derecha de este cordino (más o menos a la altura de un gran árbol solitario), en la que la calidad de la roca parecía ser mejor y el recorrido bastante más directo. Después de superar un paso un poco a bloque, llegamos a la R1 de dos buriles (45m).

Empezando

Largo 2:
Parte de la reunión hacia la derecha, en busca de un diedro fisurado naranja muy reconocible desde el suelo (algunos lo comparan con la roca de Utah). Largo precioso y atlético que después de 35m nos llevará a la reu de dos buriles.

Ion Gurutz al inicio del segundo largo

Yo llegando a la R2

Largo 3:
Si en vez de salir recto de la R, nos vamos por la repisita de la izquierda, encontraremos un buril que nos servirá de primer seguro. Después de unos 6 metros llegaremos a una fisura horizontal debajo de un techito (con bastante magnesio) que nos puede llevar a error si nos dirigimos hacia la izquierda. Debemos superar el techo y encontraremos un clavo en roca azul. Después, hasta llegar a una fisura ancha que parece un culo (fácilmente reconocible desde la R), y desde aquí por terreno algo precario hasta la R3 que se encuentra en un nicho. Dos clavos, que nosotros reforzamos con un fisurero (40m).

Largo 4:
Parte de la reu a la derecha (ya no vemos al compañero) y se trata de la tirada más dura de toda la Racs. Podríamos dividir el recorrido en dos secciones:
  • Al principio una zona en la que tenemos que superar unos techos negros, muy aéreos y con ambientazo. Súper guapo.
  • Después una fisura-diedro cabrona que nos hará apretar para poder liberar a vista. Bestial también.
La reunión se monta sobre dos clavos, bajo tres bolts sin chapa, de los que solo veremos el espárrago (40m).

NOTA: Este largo, cabe la posibilidad de partirlo en dos. A mitad de recorrido, a unos 20m, hay dos clavos que podrían utilizarse como reunión intermedia.

Yo escalando el cuarto largo

Largo 5:
Se supone que las dificultades, en lo que al grado se refiere, ya se han terminado. Sin embargo conviene no menospreciar los siguientes largos que nos quedan. Partimos de la reunión recto hacia arriba y flanqueamos a derechas por debajo del techo. Después superamos un diedro-chimenea fácil y atravesamos esta vez a izquierdas para ir a buscar una zona de repisas muy cómodas donde montaremos la reunión sobre tres buriles (20m). Esto es lo que se conoce como “Plaza Toledo”.

Ion Gurutz terminando el quinto largo

Yo en Plaza Toledo

Largo 6:
De la reunión en la que estamos salimos andando a la izquierda 3-4m para ya situarnos bajo un diedro. Continuamos escalando todo el largo en ese mismo diedro hasta el final y la R queda en una repisa buena a la izquierda. Reunión limpia, a montar (40m).

En la R6

Largo 7:
Volvemos a salir hacia la izquierda, por un caos de bloques hasta llegar a un clavito y después un puente de roca en una travesía descendente preciosa. Luego ya enfilamos todo el diedro que tenemos encima hasta el final. Llegaremos a una especie de plaza grande en la que montaremos la reunión, desequipada también (40m).

Largo 8:
Una última tirada de unos 45m por la canal herbosa más clara. En la cumbre llegaremos a unos grandes bloques en los que montar la reunión para asegurar al segundo. La verdad que este largo nada tiene que ver con los del resto de la vía, es bastante más feo, pero bueno, se trata de la salida a cima y nos deja muy buen sabor de boca.
A petición expresa de mi colega Arizio he de mencionar que cuando él y Sergio la hicieron, en vez de terminar por esta canal optaron por salir por una fisura con un pequeño techo a la derecha. Lo propusieron de 6c.

Última reunión sobre bloques

Después de unas 7h, en la cima nos hacemos la foto de rigor, recogemos el material y emprendemos la bajada por las clavijas de Cotatuero y desde ahí a la pradera de Ordesa. Nos tomamos una buena jarra de cerveza bien fría para celebrarlo y nos marchamos a Torla. Una merecida pizza para cenar en Broto y alguna que otra cerveza más. ¡Esto último que no falte nunca!

Foto de cordada

Al día siguiente nos levantamos sin prisa y nos dirigimos a Salvatierra de Esca para poder disfrutar de unos buenos pegues a vista a la sombra. La verdad que la piel a mí ya me estaba pidiendo tregua, de modo que emprendemos la vuelta a casa con una sonrisa de oreja a oreja con la Racs en el bolsillo.

Dejo aquí el croquis de Korkuerika, que la verdad me gusta bastante como los hace ;)


Croquis de Racs, obtenido de Free Think - Free Climb

En conclusión, la ruta a ambos nos ha parecido una línea brutal, gran visión de Gálvez y Casals. Se trata de una vía de renombre de estas paredes, bien merecido sin lugar a dudas. Para ser lo que es Ordesa, la roca es bastante buena y compacta, ¡ojo! para ser lo que es Ordesa, repito…

En cuanto al material para la vía nosotros llevamos dos juegos de totem, dos juegos de micros (alien), y un 3 y un 4 de Camalot.

Es la primera vez que comparto cordada con Ion Gurutz y la verdad que todo ha ido de cine, fin de semana de 10. Repetiremos sin duda. EGURRE!

1 de agosto de 2019

FLORISTA PIANISTA | ATXARTE


Consigo volver a engañar a Koldo para que me acompañe a Atxarte. La vía elegida en esta ocasión es Florista Pianista, una línea sobre la que tenía muy muy buenas referencias.

Se trata de un tercer largo que parte de uno de los nichos que se encuentran en la travesía de Eguzkiarre. Para llegar hasta aquí, decidimos escalar la combinación Julai de Plastilina + Amadeo-Peque, que en dos tiradas nos lleva hasta este nicho para poder atacarle a la Florista.

La vía se encuentra completamente equipada con bolts (12 chapas) y con una reunión con mosquetón para descolgarse. Rollo deportiva total (35m).

Croquis de Florista Pianista

Partimos de la R hacia la derecha en busca de un pasito desplomado protegido con dos chapas muy juntas. Una vez superado este, enfilamos una fisura ciega que nos acompañará ya hasta el final. La escalada discurre en algunas ocasiones agarrando la propia fisura, mientras que en otras iremos ayudándonos de goteras, agujeros y formas increíblemente guapas que afloran a los laterales. Un largazo sencillamente brutal.

Yo en los primeros metros

La verdad que la idea era darle yo a la vía, cogerle a Koldo desde arriba y después rapelar la pared hasta el suelo. Sin embargo, y con las cintas ya puestas, no puedo evitar animar a mi compañero a que la escale de primero; un auténtico placer.

Koldo escalando

Yo asegurando, foto cortesía de una cordada vecina desde la María-Tximenea

En conclusión, Florista Pianista nos ha parecido un auténtico rutón. La línea discurre por un paño de roca asombroso y poder disfrutar de un buen “a vista” con este patiazo no tiene precio. En nuestra opinión, junto a Mao Tse Punk y Motorhead es de lo mejorcito que hemos escalado por aquí. En croquis antiguos la hemos visto cotada de 7a, sin embargo, creemos que con la nueva entrada directa y la subida de la cadena podría consolidarse como un buen 7a+.

23 de julio de 2019

AZKEN GUDA DANTZA y EDELWEISS | ORDESA

Este fin de semana nos hemos juntado Mitx, Lasa, Arizio y yo para ir a Ordesa. La idea es escalar el sábado allí, vivaquear en el valle y así poder hacer otra vía el domingo también.

Después de una más que copiosa cena en El Último Bucardo, nos metemos con la tripa a reventar al saco de dormir. 4.30 y suena el despertador. Entre el empacho, los mosquitos y que nos ha llovido un poquitín por la noche, yo personalmente no he dormido una mierda…

Nos vamos a Torla con la idea de coger el primer bus a las 6am. Para nuestra desgracia llegamos algo tarde y el bus ya está lleno así que nos toca esperar en la cola hasta que viene el siguiente (yo al menos aproveché para cerrar un poco los ojos tirado encima de la mochila)

Llegamos a la pradera. Aproximamos y en el puente preparamos el material y rellenamos las cantimploras. Nos dirigimos a la Fraucata. Mitx y Lasa se meten en la Divina Comedia y Arizio y yo nos vamos a Azken Guda Dantza.

Sin entrar en mucho detalle, sobre Azken Guda Dantza comentar que me ha parecido una vía muy muy bonita. Surca de manera muy lógica la canal que queda a la izquierda de Bizcochito, buscando siempre los diedros y chimeneas más evidentes del recorrido. Se trata de una ruta casi completamente desequidapa, en la que si no recuerdo mal tan solo nos vamos a encontrar con 3 spits viejos, 3-4 clavos y 1 puente de roca equipado con cordino. El grado máximo es de 6c+ y la fisura del último largo, aunque de grado ya más fácil (V+), es una auténtica joya. Nosotros llevamos un juego de fisus, dos juegos de friends y alien, todos ellos repetidos hasta el 2 de camalot y después un 3 y un 4. Dejo aquí el croquis de Korkuerika que fue el que nosotros usamos.


Croquis de Azken Guda Dantza (Free think – Free Climb)

Arizio y yo

R7, un clavo a reforzar

Foto de equipo en la cima de la Fraucata

Bajamos de nuevo a por las mochilas, nos damos un buen baño en el río y nos tomamos las cervezas que hemos cargado esta mañana en la espalda. Un buen picoteo antes de cenar y sobre las 23h nos metemos al saco. Vivac y birras en buena compañía, ¿qué más se puede pedir?

A las 6 de la mañana vuelve a sonar el despertador. Después de la jornada de ayer la verdad que esta noche los cuatro hemos dormido como troncos, así que desayunamos y nos vamos en esta ocasión al Gallinero. Mitx y Lasa se meten en la Rabadá-Navarro y Arizio y yo nos vamos a hacer la Edelweiss.

Ander en la primera R de la Rabadá

Sobre la vía comentar que mucha gente combina la primera parte de Géminis con el final de Edelweiss, sin embargo creo que merece la pena hacer las dos independientes. Géminis aún no la he probado, pero los largos de abajo de Edelweiss no desmerecen para nada, a destacar esa tercera tirada de 6b+ que pondrá a prueba nuestros brazos y nuestro cerebro. Precioso. Sobre la segunda parte qué decir… una canal/diedro perfecto, guapísimo de escalar. Una maravilla. De nuevo dejo el croquis de Korkuerika, que fue el que utilizamos.

Croquis de Edelweiss (Free think – Free Climb)

Selfie en la R5

Arizio en el anteúltimo largo

Yo llegando a la última reunión

Foto de cordada en la cima en el Gallinero

Recogemos todo el material y bajamos de nuevo a por las mochilas y desde ahí directos a por el bus y a tomarnos una buena jarra de cerveza fresca en Torla mientras esperamos a Mitx y Lasa.

Bajando hacia las clavijas

Hidratando

Hidratando más

Como conclusión del fin de semana ha estado increíble. Cada uno de nosotros tachamos dos muy buenas rutas de estas paredes (aunque Mitx ya había hecho la Rabadá antes) y nos llevamos una buena metrada para casa, sarna con gusto no pica dicen. Un placer como siempre compartir todos esos momentos con esta tropa, pura motivación. Esperemos que se pueda repetir pronto.


29 de mayo de 2019

CANAL DE GAUCHE y CANAL CENTRAL en el TAILLON

Aprovechando la visita de Lander desde los países nórdicos, decidimos escapar unos días al entorno de Gavarnie.

Croquis de la pared, obtenido de "capraalpina.com"

Vista la escasez de hielo pirenaico (en el circo tan solo está formado el tercer muro), decidimos subir a la oeste del Taillon. Yo tenía ya hecha la Quintana hacía un par de años, pero aun me quedaban por tachar las otras dos. Para mi compañero va a ser la primera experiencia en este terreno, así que a pesar de que el plan inicial era escalar la Central, finalmente nos decidimos por su vecina más sencilla; la de Gauche.

La vía en sí no entraña demasiadas complicaciones, y estas se concentran en los primeros metros en los que vamos a encontrar muy buen hielo para progresar rápido y fácil. Después en las campas superiores nos veremos obligados a darnos algún pasito en mixto o incluso en roca pura. Finalmente,  ya casi arriba, optamos por la variante de la izquierda, en la que un pitón nos protege un pasaje en roca y en unos pocos metros más culminamos la actividad en la cima del Taillon a 3144m de altitud. Primera vez para Lander en subir a esta bella montaña en la que el día nos regala unas vistas espectaculares.

Aquí dejo un corto vídeo de la actividad, se queda bastante escaso ya que no saqué la cámara tanto como me hubiera gustado:

Canal de Gauche

Tan solo una semana y media más tarde, consigo engañar a Koldo para volver a subir a escalar a la cara oeste del Taillon. En esta ocasión la vía elegida sí que es la Central, que personalmente me parece la mejor de las tres goulottes. Su vertical segundo largo de hielo está super picado, por lo que no creo que pase de III+, aun así nos la gozamos igual igual escalando de nuevo en estas paredes.

En esta ocasión sí que tuve oportunidad de sacar más la cámara, por lo que el vídeo (sin ser nada del otro mundo) queda algo más completo:

Canal Central

Para concluir, el material que necesitamos para ambos corredores es similar. Nosotros subimos 5 tornillos (aunque no metimos más de tres en ningún largo), alien rojo, amarillo, verde, azul y 4 fisureros variados. Hay bastante material en la pared, sobre todo el las reus que casi todas están equipadas con clavos y cordinos, algunas conviene reforzar y otras no es tan necesario, a gusto de cada cual.

Desde aquí me gustaría dar un fuerte abrazo al Pollos y a Koldo, que nos los encontramos en la canal de Gauche en la primera de las visitas, qué ilusión.

8 de abril de 2019

LONDON CALLING | RANERO


Aparte del indiscutible temazo de The Clash, London Calling se trata de la vía que Urko y yo hemos estado abriendo entre los meses de noviembre de 2018 y abril de 2019. Como se ha cruzado el invierno de por medio, los piolets nos han tenido un poco absorbidos y la verdad que no hemos podido dedicarle todo el tiempo que nos hubiera gustado, pero en estas últimas semanas, acabar la vía sin duda se ha convertido en nuestra principal prioridad.

Croquis de la vía

A continuación una breve descripción de los largos sin entrar en mayor detalle para no fastidiarle el "a vista" a nadie:

Largo 1 - 7b+ (30m):
La vía comienza justo a la izquierda de la Beti Bakarrik, por la evidente chorrera negra que caracteriza a esta pared. El primer seguro se encuentra algo alto por lo que nos vendrá bien el alien azul para proteger estos primeros pasos. En sus 30m de recorrido, cuenta con 7 parabolts y discurre zigzagueando por la chorrera; en algunas ocasiones pasándonos a un lado y a otro en busca de pequeñas gotas de agua y en otros momentos escalando por la propia chorrera.
La reunión de tres bolts es rapelable y queda bajo un pequeño techito, en la parte izquierda de la chorrera. A parte del alien azul no vamos a necesitar ningún otro material de autoprotección.

Largo 2 - 7a (20m):
Desde la reunión salimos por la derecha buscando pequeñas gotas de agua hasta la laja que nos queda justo encima. ¡OJO! La laja es hueca y está fisurada por su parte derecha. Desde aquí nos vamos hacia la izquierda de manera que la escalada continua con la chorrera negra a nuestra derecha en todo momento.
El largo cuenta con 4 parabolts y nos va a pedir proteger algún que otro paso con friends. La reunión se monta sobre dos parabolts rapelables justo donde muere la chorrera. Si se gestiona bien el roce de la cuerda (con una cinta muy larga en la R1), existe la posibilidad de empalmar estos dos largos en una única tirada de unos 50m que rondará el 7c/8a.

Largo 3 - 7a+ (25m):
El tercer largo sale de la reunión hacia la izquierda en busca de una vira muy marcada que se puede apreciar claramente desde el suelo. Va constantemente discurriendo por una sucesión de gotas de agua preciosas con pies pequeños y pasos atléticos en algunas ocasiones. Para finalizar, debemos de superar el techo escalando sus curiosas chorreras naranjas; una auténtica maravilla. El largo cuenta con 4 parabolts, más 2 rapelables en la reunión.

Largo 4 - 7a+ (25m):
El cuarto y último largo parte de la R hacia la derecha. Algunos de los primeros metros son comunes con el final del tercer largo de Beti Bakarrik. Sin embargo, dejamos la R3 de la Beti Bakarrik a nuestra derecha y continuamos escalando por la vira que va constantemente con tendencia a izquierdas hasta llegar al primer parabolt del largo que se encuentra bastante alto (y quizás demasiado a la izquierda...). Desde aquí escalamos en recto, incluso un poco hacia la derecha, hasta el segundo parabolt y una vez chapado este, nos vamos de nuevo  a la izquierda a volver a buscar la vira que ya nos llevará hasta la cima. El largo cuenta con esos dos bolts más un clavo en todo el recorrido, y otro parabolt a reforzar para montar la reunión.

Los grados aun son provisionales. Que cualquier repetidor se sienta con la libertad de dejar un comentario con sus apreciaciones personales, siempre serán bienvenidas ;)

En cuanto al material, para repetirla será necesario un juego de friends hasta el 4 y algunos fisureros.

Dejo aquí unas cuantas imágenes de la apertura, espero que se repita mucho y que la gente la disfrute y traiga grandes encadenes!

Primer día en London Calling

Heridas de guerra

Yo al inicio del tercer largo

Yo en el techo

Bonita panorámica

Urko recuperando el L3

En la R2

Urko jumareando

Última reunión

Performance en la cima de London Calling, no podía faltar!