KATUOINEKIN

12 de marzo de 2020

TIRITONITIS y BIG FOOT | PEÑA SANTA

En esta ocasión nos hemos acercado Natxo y yo a la cara norte de Peña Santa en Picos de Europa. Ya que las condiciones por aquí son tan caprichosas y no es muy habitual encontrarse estas líneas formadas, la idea es subir con la tienda para poder escalar un par de rutas por allí arriba.

En un principio íbamos a ir desde el parking hasta arriba del tirón, pero la meteo inestable amenaza con lluvias y decidimos aproximar solamente hasta el refu de Vegarredonda y pasar la primera noche allí. Al día siguiente madrugamos bastante, preparamos bien las mochilas y comenzamos a aproximar sumidos en una densa niebla. Llegamos a la Torre Santa María de Enol y comprobamos que sus líneas están en muchísimas mejores condiciones que cuando vinimos nosotros hace unas cuantas semanas. Continuamos aproximando y por fin avistamos el paredón de la cara norte de Peña Santa.

Cara norte de Peña Santa

Como hace bastante viento, dejamos las mochilas bajo unos muros en los que creemos que podremos estar más resguardados, nos preparamos y vamos hacia la base de las vías.

Para el primer día nos decidimos por la Tiritonitis, una línea muy estética que fue abierta en 1986 y que creo que cuenta con muy pocas repeticiones.

Llegando a pie de la Tiritonitis

A pesar de que la vía se encuentra ya un poco justa, sobre todo en los dos primeros largos, conseguimos pasar sin mayores dificultades.

Yo en el primer largo

Después de la travesía del tercer largo, en vez de continuar con tendencia a izquierdas, decidimos salir recto hacia arriba por un largo muy muy bonito y algo más vertical que la línea original.

Natxo empezando el L4

Para finalizar la vía escalamos la goulotte tumbadita que nos da acceso a la arista cimera.

Yo empezando el último largo

Desde la arista caminamos unos metros más por terreno sencillo y hacemos cima en la montaña. Foto rápida y nos vamos a todo correr para abajo; no conocemos bien la bajada y las fuertes rachas de viento nos están congelando.

Natxo y yo en la cumbre de Peña Santa

Rapelamos y nos marchamos a las mochilas. Montamos la tienda, fundimos algo de nieve para hidratarnos y cocinar y nos metemos relativamente pronto al saco para poder madrugar también al día siguiente.

Picoteando mientras montamos el campamento, resguardados del fuerte viento

Natxo y yo en el saco

A la mañana siguiente amanecemos con mucha mejor meteo que la de ayer. Sí que es verdad que han subido bastante las temperaturas, pero al menos no hay viento. Se supone que hemos quedado con Víctor que iba a subir hoy desde Vegarredonda con un compañero para escalar la Norte Directa, por lo que nos decidimos por una variante de entrada a su izquierda, la Big Foot.

Aproximamos de nuevo hasta pie de vía y comienza a escalar Natxo en esta ocasión. A pesar de que el primer largo no creo que pase de los 75º, existe la posibilidad de darse un paso a 90º por hielo más vertical.

Natxo comenzando la Big Foot

En el resalte a 90º

Primer largo, por cortesía de Víctor Sanchez

La columna del segundo largo también se supone que es uno de esos caprichos que suele formarse en muy contadas ocasiones.

Yo escalando el L2

Foto de cordada en Big Foot

En la columna

Una vez superado este tramo, flanqueamos hacia la derecha en busca ahora sí de la Norte Directa.

Víctor asegurando desde la R1 de la Norte Directa

Natxo terminando la vía

En esta ocasión decidimos no hacer cima, y desde la última reunión nos vamos directamente en busca de los rápeles para ganar algo de tiempo y poder bajar cuanto antes (hay que desmontar la tienda, bajar y conducir de vuelta a casa aún)

Dejo aquí un croquis del camino que nosotros seguimos y algunas apreciaciones personales:

Croquis de Tiritonitis y Big Foot

A pesar de que en alguna otra reseña habíamos visto que escalaban ambas vías en más largos, nosotros decidimos hacerlo de esta manera. En varias ocasiones hemos salido en ensamble para poder hacer tiradas de 70-80m, por lo que en muchos puntos hemos prescindido de reuniones fijas (clavos y puentes de roca) que nos encontrábamos y hemos preferido montarlas sobre tornillos. El material que hemos utilizado han sido 12 tornillos (nunca todos), 3 friends y algunos fisureros salteados.

Para el descenso... me gustaría explicar cómo lo hicimos nosotros ya que creo que es la manera mas rápida, eficiente y segura para descender de esta montaña en invierno:

Desde la cima y mirando hacia la cara norte, unos 15m a nuestra izquierda hay un cuerno con unos cordinos y un maillón (R1). Desde aquí rapelamos 30m con una sola cuerda. Llegamos a una campa de nieve/hielo en la que improvisamos una reu con tornillos. Desde aquí con una sola cuerda también, atravesamos hacia la derecha con tendencia ascendente en busca de un hombro (hay algún hito). Aquí se encuentra la R2 (dos clavos con cordino y maillón en el suelo). Rapelamos de nuevo con una sola cuerda hasta un puente de roca con cordinos (ojo con colgarse porque no está en muy buen estado...) y destrepamos por la campa de nieve hasta otro bloque con cordinos y maillón (R3). Hacemos un rápel de 15m de nuevo de una sola cuerda hasta la Brecha Norte. Desde aquí nos dirigimos andando hacia la Canal Estrecha (quizá debamos superar una pequeña cornisita para acceder a ella). Las marcas amarillas marcan la entrada a la Canal Estrecha. Bajamos por la propia canal unos metros y mirando hacia la cara norte, en una pequeña oquedad a mano izquierda encontraremos el primero de los rápeles (R4). En este punto sacamos las dos cuerdas. Deberemos realizar cuatro rápeles más (R4, R5, R6, R7) para llegar al cono de nieve de abajo en el que ya bajaremos andando de nuevo hasta las mochilas. Según vamos rapelando por la Canal Estrecha, las instalaciones de verano (bolts) se encuentran a nuestra izquierda, pero nosotros las encontramos todas tapadas. Las instalaciones de invierno (clavos, algún spit y puentes de roca) quedan justo a nuestra derecha según rapelamos. Las cuerdas por la Canal estrecha bajan como un tiro, ni se enredan ni se empotran en ningún sitio. Un lujo.

Para acabar, me gustaría apuntar que ha sido un placer disfrutar de esta "miniexpedición" de dos días con Natxo, nunca habíamos escalado juntos y preveo que esta será la primera de muchas más. También un fuerte abrazo para Víctor; no pudimos coincidir mucho con él más que en alguna reunión porque íbamos con prisa y teníamos que volvernos a casa. Habrá que posponer esas cervezas para otra ocasión ;)

16 de febrero de 2020

MARIAJO | PINETA

Fran anda de vacaciones esquiando por el Pirineo y yo sé de buena mano que hay hielo en las Tres Marías en Pineta. Le llamo y quedamos en Jaca para irnos juntos a Bielsa y poder escalar al día siguiente.

Las Tres Marías

La verdad que para ambos es la primera visita a la zona y no tenemos muy claro por dónde se sube.  Nos habían dicho que la aproximación además de larga, puede ser bastante liosa y peligrosa (muy expuesta a las avalanchas).

Desde la carretera avistamos las cascadas con los prismáticos y observamos que efectivamente parece que están bien formadas. Aparcamos en el refugio de Pineta, unos pocos km antes de llegar al Parador. 

Para subir hasta el sector de las Tres Marías partimos desde el mismo refugio. Nos adentramos en el bosque y caminamos por el GR11 en dirección "collado de Añisclo". Después de unos 30 minutos más o menos podemos continuar por el propio GR11 o salirnos hacia el barranco que tenemos a nuestra izquierda (nosotros optamos por esto último). Para atravesar el primer muro rocoso debemos hacerlo por su parte izquierda y buscar la debilidad de la pared para hacer alguna pequeña y sencilla trepada. Después pasaremos algún que otro resaltillo fácil (siempre pegados a la izquierda) hasta que ya en su parte intermedia llegamos a las campas de nieve. Desde aquí continuamos subiendo hasta el final del barranco para después atravesar hacia la izquierda y por fin llegar al circo donde se encuentran las cascadas.

Aquí un intento de plasmar gráficamente más o menos el camino seguido:

Croquis de la aproximación desde el refugio de Pineta

Como hay buena huella en unas 3h llegamos a pie de vía de la Mariajo (la columna de la izquierda). Nos ponemos los bartulos y comenzamos a escalar.

Croquis de la Mariajo

Nosotros decidimos partir la vía en dos largos; una primera tirada de unos 40-45m (reunión sobre tornillos), y el tubo final de otros 25m más o menos.

Fran protegiendo los primeros metros

Fran escalando el primer largo

Yo empezando el segundo largo

Yo en la columna

Fran llegando a la R2

Selfie de la cordada

Para aligerar peso hemos decidido subir con una única cuerda de 60m y 8'1mm, de modo que para  poder bajar de aquí tuvimos que hacerlo en dos rápeles. Para el primero aprovechamos unos avalakovs que había ya montados en la R2. Rapelamos a tope de cuerda y montamos otros dos avalakovs unos metros por debajo de donde hemos hecho la R1.

Yo preparando el siguiente rapel

Posando con "Helada Madrina" al fondo.
Estaba completamente fracturada en su parte más vertical

Hacemos otro rápel a tope de cuerda y destrepamos los últimos metros para llegar al suelo. Recogemos las mochilas y desandamos todo el camino para volver a la furgoneta.

Desde aquí me gustaría mandar un fuerte abrazo a Ramón que me dio el chivatazo de las condiciones de las cascadas y a otra cordada (si lo leen, ellos ya sabrán quienes son) con los que coincidimos la noche anterior recién bajaron a la furgo. Muchas gracias por esos avalakovs arriba del todo, nos vinieron de lujo. Besarkada bat.

8 de febrero de 2020

ANDANTE CON MOTO | ATXARTE

Viernes por la tarde y Arizio y yo escapamos a todo correr a Atxarte. Nos acercamos a la pared de Labargorri para poder repetir la Andante con Moto.

La vía comienza con los primeros metros comunes con La Roja, después tenemos que seguir una línea de bolts que se van hacia la derecha por una placa gris. Sinceramente, el primer largo viene cotado de 6c, pero a ambos nos ha parecido algo más duro. En nuestra opinión podría tratarse de un buen 7a. Reunión común con La Roja.

El segundo largo es un 7a+ de roca terriblemente buena. Repleto de goteras maravillosas nos va llevando hasta la reunión que se monta justo antes de la mítica cueva del buitre.

Arizio y yo en la R2

Para finalizar la vía tenemos otro 7a también precioso. Con una sección alucinante de presas pequeñas pero muy netas. Brutal.

Atardece en Atxarte

En resumen, y sin entrar mucho en detalle para no fastidiarle el "a vista" a nadie: Andante con Moto se trata de una antigua vía de artificial que se ha reequipado (entera con bolts) para poder ser escalada en libre. Las secciones más duras de cada largo cuentan con las chapas bastante cercanas para permitir el A0, por lo que el grado obligado, no sé, pero no creo que supere el 6b.

Croquis de Andante con Moto

3 de febrero de 2020

NORTE DIRECTA | TORRE SANTA DE ENOL

Queríamos apurar las condiciones en la Cordillera Cantábrica. Asier, Koldo y yo nos hemos juntado para acercarnos al macizo occidental de los Picos de Europa y así poder escalar la Norte Directa de la Torre Santa de Enol.

La línea se aprecia claramente desde Lagos de Covadonga. Sacamos los prismáticos y observamos con una profunda decepción que no se encuentra en muy buenas condiciones; hielo muy fino y la pared negra del agua que está chorreando...

Croquis de la vía

Debido a la fuerte subida de temperaturas, no encontramos nieve hasta que estamos bastante arriba. Subimos hasta el refugio de Vegarredonda en zapatillas.

Madrugamos el domingo y comenzamos a aproximar. No hace nada de frío, en algo menos de 2h nos plantamos a pie de vía y las previsiones no son nada buenas. Además de lo que ya pudimos apreciar ayer con los prismáticos, también podemos ver/oír que corre muchísimo agua por debajo del hielo y que la vía no para de chorrear. Mierda.

Aún así, decidimos ponernos los trastos e intentar subir. El primer largo es el que peor pinta tiene, una vez superado este, creemos que el hielo engorda y mejora bastante en su parte superior.

Montamos un tingladillo con friends a pie de vía y protejo el paso de entrada con un clavo (ahí lo dejamos). Unos cuantos pasos sobre roca y hielo dudoso y ya enseguida salimos a la parte más tumbada y donde las dificultades relajan. Buena ducha nos comimos.

Yo en los primeros metros

Saliendo del mixto

Primer largo

Koldo llegando a la R1

Asier terminando el largo

Selfie en la R1

¡Puro disfrute!

Asier en la R1

La verdad que las condiciones no son las mejores. Sale mucho agua de los tornillos y el hielo está muy húmedo. Sin embargo ya hemos pasado la parte más precaria y el largo que nos toca ahora dicen que es de los más bonitos de Picos de Europa; un murito de unos 30m con hielo azul precioso. Hay que darle.

Yo protegiendo el largo

Koldo llegando a la R2

Selfie de la cordada

El último largo comienza con un pequeño resalte de hielo a 90º y luego hay varias opciones para terminar la vía. Nosotros visto el tema nos salimos por la campa que nos parece la más tumbadita, no vamos a apurar más...

Atravesamos las campas del corredor del Marqués y montamos reunión sobre un clavo y un avalakov.

Saliendo de la R

Yo al comienzo del último largo

Koldo y Asier posando con el mar de fondo

Por ponerle un punto negativo a la actividad, en un pioletazo desafortunado, Koldo rompió un cascote de hielo que le fue a parar directo a la cara y le cortó el labio.

Recuerdo de Torre Santa...

Para descender, rapelamos por el mismo corredor del Marqués y volvemos andando a pie de vía. Recogemos todo el material y nos vamos de vuelta para abajo.

Primer rápel

Asier y yo en la reunión

Último rápel

Koldo llegando al suelo

Bajamos hasta el refu, hacemos las mochilas y nos vamos al coche. Esto del alpinismo es curioso. Acabamos de estar escalando en hielo por encima de 2000m y ahora estamos tomando una cerveza en manga corta a escasos km del mar. Brutal.

Desde aquí me gustaría mandar un fuerte saludo a Rafa y Puntu, que aproximaron desde el refu con nosotros y finalmente decidieron no escalar. Espero poder volver a coincidir con ellos en algún vivac de gudaris.

Un placer chavales ;)