KATUOINEKIN - alpinistas de videojuego

14 de noviembre de 2012

AMAGOIA eta IZARO IRLA | OGOÑO

Aprovechando que no iba a llover el viernes por la mañana, Ieltxu y yo decidimos probar suerte en las paredes del cabo de Ogoño y así de paso descansar también un poco de la escalada en la cueva...
La idea era ir y hacer una vía que Ieltxu tenía en mente desde hacía ya tiempo: AMAGOIA (6b, 6a+, IV+).

Se suponía que a las dos de la tarde iba a caer la de dios, así que disponíamos de poco tiempo si no queríamos que el agua nos pillase en mitad de la pared.

Dejamos el coche y comenzamos la aproximación (¡hay que bajar en vez de subir!) que consta de una serie de destrepes. Uno de  ellos está completamente equipado con un cadenón y parece que más que a escalar hemos venido a hacer ferratas...


Una vez localizada la vía comenzamos la escalada. A pesar de estar completamente equipada decidimos ir saltándonos algunos de los seguros y así poder meter algún que otro cacharrillo.
El primer largo es un bonito 6b de 50m; muy muy disfrutón.

Llegando a la R1

El segundo largo se trata de un 6a+ que comienza por una sección muy fácil y evidente, hasta llegar a una fisura desplomada que da paso a una increíble pared llena de agujeros y finalmente una especie de diedro muy muy bonito. Personalmente, me pareció el mejor largo del día.

Metiendo cacharros

Ieltxu en la R2


El tercer largo (IV+) es un mero trámite para salir por arriba y así terminar la vía. 


Ieltxu y yo escalando el último largo


Llegamos arriba, miramos la hora, el tiempo, las vistas... parece que se está nublando, pero de momento no cae agua. ¿Oye, bajamos y hacemos otra vía rápido? ¡Venga va! Rápidamente recogemos todo el material y nos dirigimos de nuevo a los destrepes para llegar a los pies de vía.

En esta ocasión no teníamos ni idea de que vía escoger de modo que echamos mano al croquis y nos decantamos por IZARO IRLA (IV, V, 6a), una vía corta, fácil y rápida.

El primer largo (si se le puede llamar largo...) es una travesía hacía la izquierda increíblemente sencilla que llega hasta una repisa en la que se encuentra la reunión.

Yo en la travesía

El segundo largo (V) es bastante evidente y llega hasta la reunión que se encuentra debajo de un árbol, en la que no puedo evitar hacer un poquito el mono (y mucho menos aprovechando que tenemos una cámara...)


 Ieltxu en la R2

Yo llegando a la R2

Nada más empezar el tercer y último largo (6a), no sé ni cómo ni por qué se me suelta y se cae un express del arnés (parece que nos sobra el dinero, ya ves...).

Es importante que en este largo se usen cintas largas, ya que la cuerda va zeteando mucho y si no al final cuesta tirar para arriba. Y sí, efectivamente, yo no puse cintas largas...

 Ieltxu escalando el tercer largo


Antes de marcharnos, volvimos a bajar hasta el pie de vía para intentar recuperar el express perdido, aunque nos fue imposible encontrarlo entre tanta zarza.
Subimos esta vez por los destrepes (la cuarta vez que pasamos ya por ahí) y de ahí al coche.
Estuvimos esquivando durante todo el día a la lluvia, y casualidad que es llegar el coche y comienzan a caer las primeras gotas ¡qué gusto da escalar así!

Como Ieltxu tenía prisa no pudimos parar a tomar la caña obligatoria de después de escalar, así que ¡qué sepas que queda pendiente para otro día!


No hay comentarios:

Publicar un comentario