KATUOINEKIN - alpinistas de videojuego

22 de julio de 2015

LA BALDRAGAS | OGOÑO

Domingo de resaca, no obstante, se ha terminado la prohibición en Ogoño, de modo que sufrimos un poquito al madrugar, pero allá que vamos.

Yo preparando el rápel

En esta ocasión nos metemos en La Baldragas, una vía que ya tenía pendiente de hacía tiempo, pero que por una cosa o por otra siempre hemos ido dejando el olvido.

La línea comienza justo justo después del mítico destrepe del árbol, al más puro estilo bombero, unos metros a la derecha de la Amagoia. Es fácilmente reconocible puesto que está completamente equipada con químicos.

El primer largo se trata de un 6b+ de roca muy buena que va con tendencia a derechas. La reunión se monta en una repisa muy buena.

Urko en los primeros metros de La Baldragas

Yo en el L1

Desde aquí justo por el muro repleto de agujeros de la derecha sale el segundo largo, cotado de 7a. Una primera sección fácil y empieza el apretón, a pesar de que hay buen canto, la vía echa para atrás, así que más vale ir con algo de ritmo si se quiere luchar el A VISTA (¡o andar fuerte y sobrao!). La reunión en este caso sí que es bastante colgada e incomoda.

El tercer largo es un 6b también muy chulo, parecido al primero, pero más mantenido, a pesar de ser más fácil. La reu de nuevo en otra repisa muy buena.


Selfies en la R3

Para terminar, un 6a que sale directamente a la cima del cabo de Ogoño. Tan solo un pasito le otorga el grado, por lo que no supone una mayor complicación.

La verdad que en todas las ocasiones que venimos a estas paredes solemos hacer un par de vías, más que nada para escalar unos cuantos metritos, pero hoy sin embargo hace un calor agobiante que nos está haciendo untarnos magnesio a cada movimiento que damos, (la resaca también tendrá algo que ver...) de modo que recogemos todo el material y por hoy nos conformamos con los 120m de La Baldragas. Birrita en la playa y para casa.

La vía nos ha parecido muy disfrutona y mantenida. A la gente en general no suele gustarle la caliza de Ogoño, pero yo debo de ser raro y disfruto como un crío cada vez que me cuelgo en estas paredes. Aquí como siempre un croquis de la vía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario