KATUOINEKIN - alpinistas de videojuego

23 de octubre de 2016

MUGA BEROA | MUGARRA

Hemos vuelto a Mugarra. El día que hicimos la Txipristina también fichamos su vecina de la izquierda, pero entre una cosa y otra y proyectos que van surgiendo no ha habido tiempo de volver a esta bella pared. No obstante, por fin Urko y yo nos hemos juntado para poder hacer la Muga Beroa.

Croquis de la vía

La verdad que a pesar de que los seguros se encuentran bastante viejos y oxidados, todo el recorrido está completamente equipado con parabolt y las 4 reuniones con cadenas para rapelar. En cuanto a la graduación a ambos nos pareció que estaba algo ajustada, aunque también puede ser debido a que la gran mayoría de los cantos están tapados por matorrales y en muchas ocasiones cuesta encontrarlos o incluso nos los saltamos.

El primer largo (6a) comienza justo a la izquierda del gran diedro característico de esta pared, por una vira muy muy tapada de vegetación en su parte intermedia (zarzas con espinas en su gran mayoría). La llegada a la R se hace en travesía a izquierdas, con buen canto pero los pies sobre hierba de nuevo. Largo feucho, la verdad.

Urko en los primeros metros de la Muga Beroa

Yo pisando verde en la travesía

A partir de aquí la vía mejora muy mucho. El siguiente largo es el más duro (7a) y la dificultad se concentra en dos chapas justo al principio. El paso es brutal, duro, pero muy vertical y atlético, con pies en adherencia. Después entramos en una placa más llevadera, pero que no regala nada y hay que escalar para poder progresar hasta la siguiente cadena. Largo precioso si no fuera por la cantidad de vegetación que tapa las presas.

Urko llegando a la R del 7a

El tercer largo (6c) junto con el anterior, nos han parecido los dos mejores. Al loro con un gran bloque que está suelto y nos dio un buen susto. No lo tiramos porque había gente caminando por debajo, pero atención porque el pedrolo parece una televisión. Todo el largo discurre por unas secciones de roca buenísma y con pasajes preciosos de canto a canto. La llegada a la reu es una placa espectacular de gotitas de agua, fina fina, típica atxartera.

Yo llegando a la R3

El cuarto y último largo es bastante más cortito que sus predecesores y sale por un desplomado con muy buen canto hasta la R. Esta cadena se encuentra muy muy oxidada y parece bastante colgada, por lo que nosotros decidimos continuar unos metritos más hasta encontrar unos pequeños puentes de roca que nos parecieron más fiables.

Foto de cordada tras realizar la Muga Beroa

En conclusión, la vía nos ha parecido muy muy buena, a excepción del primer 6a. Los largos 2 y 3 son de una calidad excelente y es una pena que no se repitan más para poco a poco ir limpiándolos. Como ya digo, se encuentra completamente equipada con bolts, pero hay que escalar entre chapa y chapa. Por otro lado, la línea está elegida con una gran visión y mucho gusto, como no, el de Willy Bañales, y el grado durete, jeje, así que ¡a apretar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario