KATUOINEKIN

4 de junio de 2021

LUZE (URDÓN) y WABI-SABI (EL CARES)

 Arizio y yo nos hemos dirigido a la zona de Picos de Europa. El plan para este fin de semana es:

- Luze en la pared del Tombu Leru (Urdón), equipada el año pasado por Iñaki Marco.

- acercarnos a Arenas de Cabrales a conocer las vías nuevas de El Cares, abiertas también recientemente por Víctor Sánchez.

Dicho y hecho. El viernes por la tarde Arizio y yo ponemos rumbo al desfiladero de la Hermida. Con una meteo bastante inestable nos acercamos al Gallinero para resguardarnos de la lluvia y escalamos unos larguitos de deportiva. Después de unas cervezas, cenamos y nos vamos a dormir "relativamente temprano".

Al día siguiente el tiempo no acompaña mucho... ha amanecido un día completamente cerrado por las bajas nubes y hay mucha humedad en el ambiente. Aún así preparamos las mochilas y, sumergidos en la densa niebla, nos encaminamos hacia la pared del Tombu Leru.

Arizio y yo en el collado que da acceso a la pared

La vía de Kongi es espectacular; un total de unos 200m repartidos en ocho largos de una calidad asombrosa. Escalada física y mantenida en el grado, con dificultades de hasta 7c. Una auténtica joya.

Mientras que las dos primeras tiradas son de un estilo más "plaquero", toda la parte superior va surcando unos muros increíbles repletos de chorreras que como culebras nos van llevando de reunión en reunión. El ambiente en este monumental desplome es soberbio.

En los primeros metros

Yo encarando el segundo largo

Selfie en Luze

Ambientazo

Completamente colgados en las reuniones

Arizio en el cuarto largo

En el croquis se indica la posibilidad de empalmar L1+L2 y L3+L4. Nosotros sin embargo no lo hicimos así, si no que fuimos tirando de largo en largo de forma individual, a excepción de los dos últimos, que sí que enlazamos L7+L8 para ya salir a cima. Un auténtico disfrute.

Cima del Tombu Leru

Esa misma noche nos acercamos a Arenas de Cabrales. Víctor, Iker y Santi nos están esperando para cenar en la taberna del Pindal. Una buena dosis de cachopo asturiano para recuperar las calorías perdidas. Muchas risas entre cervezas, amigos y buen ambiente, así da gusto.

Al día siguiente (sin mucho madrugar) nos vamos a Poncebos. El plan para hoy es ir a darle a Wabi Sabi, una de las últimas creaciones de Víctor en las paredes del desfiladero del Cares. El primer largo de entrada es común a otras dos rutas más, pero a partir de aquí van claramente diferenciadas.

Preparando el material en la furgo (fotos: Santi de la Vega)

Arizio entrando en la vía, una chapa justo en el suelo marca el inicio

La vía es sin duda maravillosa. El enclave es espectacular y además el acceso super cómodo (20min de aproximación por buen camino y 20min de vuelta por la propia Ruta del Cares). 6 largos de una roca perfecta repleta de gotas de agua nos van llevando por la verticalidad de estos muros, una auténtica gozada sin duda. Brutal.

Arizio entrando en la R2

Yo en el tercer largo

L4

Terrible murazo de gotas de agua

Terminando el cuarto largo

Quinto largo (foto: Kongi)

Después de acabar Wabi Sabi, con el río Cares debajo

Dejo aquí las reseñas publicadas de los aperturistas de las dos joyas de las que hemos podido disfrutar este fin de semana. Muchas gracias por el tiempo, trabajo, esfuerzo y dinero invertido.

Croquis de "Luze" (Iñaki Marco)

Croquis de Wabi Sabi (Víctor Sánchez)

Por resumir y por sacarle un punto negativo al fin de semana: la condición no nos ha acompañado ni lo más mínimo ninguno de los dos días; tanto por la niebla y la humedad del primer día en Urdón, como por las altas temperaturas y el sol que nos castigó severamente el domingo en el Cares. Pero bueno, ya se sabe que sarna con gusto no pica, así que la gozamos igual igual como dos niños pequeños.

Ya estamos deseando repetir, que siempre que nos acercamos por estas tierras nos tratan muy bien. Un auténtico placer disfrutar con amigos en buena compañía, un fuerte abrazo desde aquí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario